Hotmail.com


De verdad parece mentira que Hotmail.com haya cumplido hace apenas dos meses, es decir, el 4 de julio de 2013 la asombrosa cantidad de diecisiete años ininterrumpidos acompañándonos a diario en nuestras computadoras.

El desarrollador de este servicio de correo electrónico gratuito fue ni más ni menos que Sabeer Bhatia, quien en compañía de varios de sus colegas, revolucionaron el mundo de las comunicaciones en cuanto a cuestiones informáticas se refiere.

Se podría decir que la vida escolar de Bhatia fue la de todo un estudiante nómada, pues aunque sus primeros brillantes pasos los dio mientras estudiaba en la india, no fue hasta que se mudó al estado de California en los Estados Unidos, cuando finalmente logró culminar sus estudios de licenciatura.

Posteriormente dejó el Caltech y eligió a la prestigiosa Universidad de Stanford con el objetivo de continuar su instrucción hasta convertirse en doctor. El resto de la historia de la creación de Hotmail.com lo conocemos todos. En el año de 1997, la compañía fue adquirida por la empresa Microsoft, hecho que permitió una expansión en muy poco tiempo.

La última vez que pudimos ingresar propiamente a Hotmail.com como usuarios fue hasta febrero de este año. Sin embargo, el servicio no murió, sino que se transformó en Outlook.com teniendo incluso mejores características que su antecesor.

¿Qué elementos adicionales ayudaron a que Hotmail.com fuera aceptado tan rápidamente?

Una de las cosas que más apreciaban (y siguen apreciando) la gran mayoría de usuarios que utilizaban esta plataforma de correo electrónico es la facilidad y disponibilidad de herramientas útiles para facilitarles la realización de tareas cotidianas.

Otra cuestión que favoreció tan buena acogida por parte del público fue el tiempo tan reducido que se perdía al cargar la totalidad de la pantalla principal. En unos cuantos segundos, todo estaba perfectamente dispuesto para empezar a trabajar.

No olvidemos que a finales de los 90, por lo menos en los países latinoamericanos, los usuarios de Internet sólo tenían disponible el servicio a través de lo que se conoce como “Dial UP”, que no es otra cosa que acceder a la red mediante un módem telefónico.

Las velocidades de navegación que se alcanzaban con esta técnica, eran francamente ridículas (56 kbps). Por esa razón, se necesitaba un servicio rápido y eficiente de e-mail, tema que Hotmail.com resolvió impecablemente.

Adicionalmente a todas las características positivas mencionadas, nos falta hablar del servicio de Messenger, que consistía en instalar un pequeño programa el cual se encargaba de recopilar la lista de contactos que tenías almacenada en Hotmail para que pudieras conversar con ellos por medio de mensajes de texto instantáneos.

Lo ingenioso del Messenger era que podías transferir documentos (fotografías, pequeños vídeos, documentos de texto etc. con sólo dar un clic. Tal y como ocurrió con Hotmail, el Messenger fue sustituido por Skype.

De acuerdo con datos realizados por un instituto de medición estadounidense, se ha podido calcular que en la actualidad más de 400 millones de personas alrededor del mundo ingresan a Hotmail.com diariamente. (Por supuesto, este valor se obtuvo de la suma de la totalidad de clientes que tienen sus cuentas de correo electrónico con la terminación @hotmail.com y los que sus cuentas terminan en @outlook.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *